SOCIOS DE HONOR

Son personas físicas o entidades que por su prestigio, por su dedicación especial en la ayuda a la educación o por haber contribuido a la dignificación y desarrollo de la Asociación, se han hecho acreedores de tal distinción:

  • CONSTANT COMPAORE ARZOUMA
  • JAVIER GARCÍA-RIVERA DE LA PLAZA
  • FUNDACIÓN F. CAMPO y ASOCIACIÓN APROEDI
  • ANA FORNIELES CAÑADAS
  • GEORGES DEL CASTILLO-VALERO
  • LA CASA DE VALENCIA
  • LUIS JAVIER CEREZO SANTOS
  • ESCUELA DE BAILES DE SALÓN JOSÉ IGNACIO
  • IES BEATRIZ GALINDO

CONSTANT COMPAORE ARZOUMA

Sin Constant Compaore este proyecto no existiría. Constant fue nuestro guía en el viaje a Burkina Faso del que salió la idea de la construcción de la escuela. Durante ese tiempo, Constant nos demostró a cada paso su capacidad, su dedicación y su responsabilidad. Nos presentó los aspectos más hermosos y peculiares de su pueblo, pero también todas sus carencias, que él y otras personas intentaban paliar ayudando a las niñas más pobres de Sansana para que pudieran ir a la escuela.

La absoluta confianza que pusimos en él, que siempre hemos mantenido y que nunca ha sido defraudada, fue la base de partida de nuestra implicación en este proyecto. Él nos permitió tener la certeza de que nuestra ayuda llegaría a sus destinatarios. Su apoyo y sus primeros contactos con el pueblo de Sansana y con las autoridades educativas y políticas nos animaron a lanzarnos a un proyecto que no sabíamos por dónde empezar.

Su colaboración ha sido indispensable en todas las fases del proyecto: se encargó de la compra y el transporte de material escolar para el curso 2009-2010, se desplazó a Burkina para preparar el viaje de Javier y le prestó una ayuda clave en los acuerdos con los políticos y funcionarios de Burkina con los que firmamos un convenio de cooperación, en la contratación de los trabajadores y en las relaciones con las personas del poblado. Viajó en el verano de este año a Sansana para informarnos de la marcha del proyecto y en todo momento ha estado dispuesto a prestarnos su colaboración. En la actualidad es el enlace con la persona que se encarga de la supervisión periódica sobre el terreno.

Constant, a pesar de su juventud, es un ejemplo de madurez, formalidad, seriedad, sensatez y dignidad y es también un ejemplo de cómo la inteligencia y el esfuerzo hacen a las personas superar las dificultades. Conocedor de la cultura de su pueblo y de varias de sus lenguas, está absolutamente comprometido con él, por lo que ha hecho suyo este proyecto y participa activamente.

La identidad y la cultura que trae Constant de su lugar de origen, Burkina Faso, se enriquecen con las de España, su actual residencia, en donde vive desde hace algunos años con su mujer, Mª José, y su hija Wendquni. Por todo esto, la Junta Directiva de la Asociación propone a Constant Compaore como Socio de Honor, en el convencimiento de que darle a Constant este título es, sobre todo, un honor para nuestra asociación.

JAVIER GARCÍA-RIVERA DE LA PLAZA

Hay una palabra que define mejor que ninguna la labor que realiza para la Asociación Javier García-Rivera: implicación.

Javier fue a Burkina Faso a construir una escuela, pero ni él ni nadie imaginaba en lo que se convertiría ese objetivo. El trabajo que Javier realizó en Sansana durante cinco intensos y agotadores meses superó con mucho nuestros propósitos iniciales.

Desde los primeros días, con la fundamental ayuda de Constant, desarrolló una labor frenética negociando firmemente con las autoridades, contratando al personal, comprando a un precio ajustado los materiales y peleando con los obreros que no seguían su ritmo de trabajo. Y todo ello en un país difícil y con temperaturas cercanas a los 50 grados.

Sensible a la detección de las nuevas necesidades que se fueron planteando sobre el terreno, fue proponiendo nuevas ideas y dándoles respuesta con eficacia y con una gestión económica rigurosa hasta llevar al proyecto a su dimensión actual, que ha suscitado la admiración de los cooperantes en la zona, que no podían creer que una sola persona, con un mínimo presupuesto fuera capaz de poner en marcha en tan poco tiempo y con éxito tantas iniciativas.

Javier ha impulsado la creación de asociaciones en el pueblo para la supervisión del proyecto y se ha convertido en una persona querida, admirada y respetada en la zona, prueba de lo cual fue la emotiva despedida que le dedicaron los alumnos y todo el pueblo de Sansana.

Pero su labor no terminó a su vuelta a Madrid. Desde entonces ha sido uno de los principales colaboradores de la asociación: ha asistido a reuniones de la junta directiva, ha colaborado en complicados trámites con bancos de Burkina Faso y nos ha mantenido en continua comunicación con las personas responsables en Sansana a las que conoce muy bien.

Responsabilidad, seriedad, rigor profesional, imaginación, capacidad de decisión y de trabajo, empatía y simpatía, en este joven arquitecto se reúnen estas y otras cualidades, pero sobre todas ellas la Asociación quiere destacar, como se ha dicho al principio, su implicación y su compromiso, que le han hecho dedicar gran parte de su tiempo al desarrollo del proyecto, pero también a su control y seguimiento. Estaríamos encantados de poder seguir contando con su colaboración. También, en el caso de Javier, darle el título de socio de honor es sobre todo un honor para nuestra joven asociación.

FUNDACIÓN F. CAMPO y ASOCIACIÓN APROEDI

La Fundación F. Campo y la Asociación APROEDI han proporcionado a nuestra Asociación un apoyo económico determinante para iniciar nuestros primeros pasos y sin el cual nuestra acción no habría tenido la dimensión actual. Desde el principio creyeron en nosotros cuando les presentamos nuestras primeras ideas y desde entonces han seguido apoyando todos nuestros proyectos. APROEDI nos ha asesorado en nuestro funcionamiento y hemos colaborado con ellos en varias actividades solidarias. La Fundación F. Campo nos ha cedido sus locales en varias ocasiones para actividades a beneficio de nuestra asociación. Nos sentimos parte de ellos y también las hemos considerado nuestros socios desde el primer momento, por eso lo ponemos de manifiesto proponiéndolos como socios de honor en las personas de sus presidentas: Maribel Campo, de F. Campo, y Ana Peset, de APROEDI.

ANA FORNIELES CAÑADAS

Ana Fornieles Cañadas colaboró con nuestra Asociación en un momento crucial, en el que nuestras provisiones económicas se vieron superadas por una acumulación de gastos imprevistos, que ponían en peligro nuestros proyectos del Centro de Formación y de los Huertos para Mujeres.

Pedimos ayuda a otras instituciones, que valoraron positivamente nuestros proyectos, pero que exigían unos requisitos imposibles de cumplir por nosotros. Ana confió en nuestra Asociación desde el primer momento y su generosa ayuda fue determinante para poder continuar y llevar a cabo nuestros planes.

Ana Fornieles es una persona entusiasta y generosa con una larga trayectoria en el mundo de la cooperación y, en particular, en los países del entorno de Burkina Faso. Fue responsable durante dos años de Manos Unidas en Togo y recorrió Benín y Costa de Marfil realizando proyectos en el área educativa y sanitaria: pozos, escuelas, dispensarios y atención a la mujer, entre otros. Ha trabajado con la Fundación Pablo Horstmann en las escuelas de Kenia y en su orfanato de Etiopía y con Catalina Escobar de la Fundación Juan Felipe Gómez en su Centro de acogida de mujeres y niños de las favelas de Cartagena (Colombia).

Ana ha expresado su deseo de viajar a Sansana para conocer de primera mano los proyectos de la Asociación, esperamos que pueda hacerlo pronto, quizá acompañándonos en alguno de nuestros viajes, para beneficiarnos de su experiencia del mundo de la solidaridad. Por todo ello, la Junta Directiva de la Asociación Escuela Sansana propone a Ana Fornieles Cañadas como Socia de Honor, en el convencimiento de que darle a Ana este título es también un honor para nuestra asociación.

GEORGES DEL CASTILLO-VALERO

Georges del Castillo-Valero es una persona muy importante en la vida de nuestra Asociación. Su contribución ha sido continua desde nuestros comienzos en 2009. Vive a caballo entre Toulouse y Madrid. Considerado francés en España y español en Francia, en cuanto tiene ocasión, cuenta con orgullo en esforzadas explicaciones su origen español y su infancia argelina en una época y un ambiente de predominio de la lengua española.

Ingeniero de profesión y montañero de vocación, persigue los satélites de comunicación desde el aeropuerto de Toulouse y sube con asombrosa facilidad todos los picos que se le ponen por delante. La faceta montañera le ha llevado a organizar un itinerario por Burkina Faso dirigido a montañeros franceses y a todo el que se quiera apuntar, que pasa por Sansana e incluye la visita y la información de los proyectos de la Asociación.

Con Georges tenemos un embajador de la Asociación en Francia, divulgador entusiasta de nuestras actividades, implicó a una enfermera francesa que fue con él en uno de sus viajes a Burkina Faso en lo que podrían ser los primeros pasos de la acción de la Asociación en el ámbito sanitario.

Ha ayudado a la Asociación en la supervisión de los proyectos y en las negociaciones con las autoridades locales, los empresarios y la población de Sansana en los cinco viajes que ha realizado (seis, si se cuenta el del próximo enero), gracias a su capacidad para comunicarse con los burkinabé y su conocimiento de la estructura administrativa francesa, de la que la de Burkina Faso está prácticamente calcada.

Además de pagar siempre todos sus gastos, como todo el que va allí, ha comprado, organizado e instalado la primera placa solar de Sansana en una de las aulas de la Escuela Primaria, que sirve para que los alumnos hagan sus deberes y preparen sus exámenes cuando se va el sol.

Está siempre colaborando con la Asociación en traducciones y en llamadas telefónicas a Burkina Faso, difíciles para los que no tenemos el francés como lengua materna y además tenemos que lidiar con el duro acento burkinabé y los ruidos de skype. En la actualidad está traduciendo al francés la página web de la Asociación.

Excelente pintor y viajero del mundo, aprovecha todos sus viajes para tomar apuntes de los paisajes, que interpreta en sus cuadros. Con ellos ha montado en España tres exposiciones que ha costeado en su totalidad y ha cedido íntegramente a beneficio de la Asociación, que ha conseguido, gracias a su generosidad, unos importantes ingresos.

Está implicado en la edición y la financiación de los poemas de un joven poeta de Gaoua en sus versiones francesa, española y lobiré, que publicará próximamente la editorial Assata.

Por todo ello, la Junta Directiva de la Asociación Escuela Sansana propone a Georges del Castillo-Valero como Socio de Honor, en el convencimiento de que darle a Georges este título es también un honor para nuestra asociación.

LA CASA DE VALENCIA

La Casa de Valencia ha estado presente en toda la trayectoria de nuestra Asociación. La Escuela de Música Cedam a través de Marián Mejías, miembro destacado de nuestra Asociación, nos puso en contacto y desde entonces hemos disfrutado de su hospitalidad para realizar nuestras actividades.

La Casa de Valencia es como nuestra sede. Estar en la Casa de Valencia es como estar en nuestra casa y desde el principio y en todo momento nos han dado una cordial acogida. Las relaciones personales han sido siempre excelentes y todo han sido facilidades para utilizar sus dependencias y sus recursos. Las magníficas instalaciones de la Casa de Valencia han sido un excelente marco para nuestras actividades que han transcurrido en un ambiente tranquilo y acogedor en el que nos hemos sentido siempre muy a gusto.

Hemos celebrado aquí toda clase de actividades: conciertos del Coro Ars Nueva: “Canciones regionales españolas y del Cancionero de Palacio”, ”Don Giovanni en concierto”, “La Habanera y la Zarzuela”; el Documental “Las Maestras de la República” de la directora Pilar Pérez Solano, la exposición “La forma escultórica contemporánea” de Luis Javier Cerezo, la conferencia “Los lobi de Burkina Faso” del fotógrafo Juan José Pastor, la proyección de la ópera L’elisir d’amore, tres rastrillos, cuatro asambleas, etc. Y todo ello de forma completamente gratuita por solidaridad con nuestros proyectos en Sansana.

Por todo ello, la Junta Directiva de la Asociación Escuela Sansana propone a la Asociación Casa de Valencia como Socio de Honor, en el convencimiento de que darle este título a la Casa de Valencia es también un honor para nuestra Asociación.

LUIS JAVIER CEREZO SANTOS

Luis Javier Cerezo Santos está siempre dispuesto a ayudar con su esfuerzo, con su entusiasmo y con sus obras al desarrollo de nuestra Asociación. Este cacereño pasado por Sevilla, Toledo y Madrid se hace querer por todo el que lo conoce. Conversador ameno e infatigable, prende en seguida la atención con sus apasionadas explicaciones que permiten entrever el excelente profesor que es y en las que los continuos movimientos de sus manos parecen estar modelando con material aéreo lo que te está diciendo.

Profesional de las Bellas Artes, fue su padre quien primero supo intuir las incipientes cualidades artísticas de su hijo y le animó a ir a Sevilla a estudiar lo que primero fue su vocación y que en seguida se convertiría en su pasión. Ha participado en múltiples exposiciones y ha recibido muchos premios. Artista completo, pintor y escultor que ha utilizado todos los materiales: bronce, hierro, tela, barro, vidrio… ha hecho tapices, ánforas, vidrieras, murales de mosaico…, de lo que es un hermosa muestra su querida casa de Toledo en la que ha volcado todo su arte y su entusiasmo.

Artista las 24 horas del día, adorado por sus alumnos a los que motiva y anima a realizar objetos artísticos que es capaz de convertir en obras maestras con una simple pincelada de arte. Gran corazón, generoso con su trabajo y con sus amigos, en especial con su fiel amiga Almudena y su inseparable Paco. Pero también con todos los que le conocemos y admiramos su energía, el cariño que pone en sus obras y el orgullo con que te las muestra en su móvil en cuanto te descuidas.

Nos sorprendió a todos cediendo generosamente a la Asociación los cuantiosos beneficios de su espléndida exposición de esculturas de vidrio “La belleza inhabitada” que realizó con sus alumnos y cediéndonos una amplia exposición de terracota “La forma escultórica contemporánea” que expusimos en esta misma Casa de Valencia y que también contribuyó a conseguir importantes recursos para nuestros proyectos.

Gracias por tu ayuda a la Asociación, que es también la tuya, y esperamos que sigas vinculado con nosotros y colaborando en esta empresa que iniciamos hace cinco años y que va creciendo con las valiosas personas que como tú están en ella.

Por todo esto, la Junta Directiva de la Asociación Escuela Sansana propone a Luis Javier Cerezo Santos como Socio de Honor, en el convencimiento de que darle a Luis este título es también un honor para nuestra Asociación.

ESCUELA DE BAILES DE SALÓN “JOSÉ IGNACIO”

José Ignacio lleva bailando y enseñando a bailar a miles de personas desde hace casi treinta años y es una referencia imprescindible en la enseñanza de los bailes de salón. José Ignacio era un buen estudiante de arquitectura, pero un verano que pasó en Madrid cambió el rumbo de su vida: quedó atrapado en lo que desde pequeño era su gran afición, el baile. A partir de ahí, inició una trayectoria de profesor y estudioso del baile viajando por todo el mundo y creando un método propio e infalible para enseñar a profesores y alumnos. Miembro de una estirpe de bailarines, aprendió con su abuela los primeros pasos, y continúa con sus cuatro hijos que empezaron a bailar en sus brazos desde sus primeros meses y con los que baila ahora de mayores y a los que podemos ver en algunas de sus actuaciones. Amable, educado, paciente, sencillo, entrañable, delicado y con un encanto y una fuerza especiales; sus cualidades personales se trasladan a la enseñanza del baile que domina como muchos profesores quisiéramos para nosotros. Querido y admirado por sus alumnos, que son sus mayores propagandistas, encadena clase tras clase sin interrupción teniendo siempre en su cabeza el baile que corresponde en cada clase, el paso que hay que hacer, con quién tiene que bailar, el nombre de sus alumnos. Se puede transformar en mujer con una simple falda de rafia para mostrar cómo deben bailar las mujeres. Atento en todo momento a corregir los errores con su visión de 360 grados, en sus clases siempre hay un buen clima por su atención, profesionalidad y sentido del humor. Hombre tenaz y perfeccionista, consiguió acabar arquitectura compatibilizándola con su intenso trabajo en la Escuela y la crianza de sus hijos. Generoso con nuestra Asociación, nos ha facilitado anunciar nuestras actividades en la escuela y muchos de sus alumnos han participado en ellas. Ha prestado a la Asociación su escuela con su espléndida sala de baile, dándonos todo tipo de facilidades para hacer nuestro rastrillo de navidad con el que conseguimos una parte muy importante de nuestra financiación anual. Este rastrillo va por su cuarta edición y ya es un clásico en el barrio que los vecinos esperan todos los años. Por todo esto, la Junta Directiva de la Asociación Escuela Sansana propone a la “Escuela de Bailes de Salón José Ignacio” como Socio de Honor, en el convencimiento de que darle a la Escuela y a José Ignacio este título es también un honor para nuestra Asociación.

IES BEATRIZ GALINDO

El Instituto Beatriz Galindo ha sido el lugar de referencia de la Asociación Escuela Sansana desde los primeros años de su existencia. Primero con su director José Antonio Fernández y después con Carlos Romero.

El IES Beatriz Galindo ha sido y es nuestro instituto, el instituto donde hemos  representado conciertos y obras de teatro, una especie de segunda sede de la Asociación. Gracias a la generosidad de los intérpretes que han participado gratuitamente y a la acogida del Centro hemos ido encadenando espectáculos año tras año hasta llegar a dieciocho, además de algunos otros más antiguos de los que no tenemos cartel.

Hemos tenido la suerte de contar con un magnífico teatro dotado con excelentes equipos de luz y sonido, en un lugar céntrico que ha facilitado la asistencia del público y que ha sido determinante en el éxito de todas las funciones que hemos hecho en él.

El director no se ha limitado a acoger nuestras propuestas, sino que ha hecho que otros espectáculos, como los de Víctor Dogar y de Telmo Rodríguez, Música para el Universo, se hicieran a beneficio de la Asociación. Todo ello constituye una parte muy importante de nuestra financiación anual, sin la cual, varios de los proyectos de la Asociación no habrían podido llevarse a cabo.

En todo momento hemos sentido la simpatía y la sensibilidad de Raquel González-Albo y Rosa Velasco, jefes del departamento de Actividades Extraescolares y, con su trato natural, espontáneo y afectuoso, Carlos Romero, nos ha hecho sentirnos en nuestra casa dándonos toda clase de facilidades para disponer de las instalaciones del teatro y para poner nuestro mercadillo de artesanía africana con productos traídos de nuestros viajes a Burkina Faso.

El Instituto Beatriz Galindo puede enorgullecerse de apoyar la causa de las mujeres y de la educación en uno de los lugares más pobres del mundo y pone de manifiesto el gran potencial de una red de educación pública puesta al servicio de la solidaridad con los más necesitados. ¿Podemos imaginar qué gran cambio se produciría si todos los centros educativos colaboraran con las ONG de ayuda al desarrollo como lo hace el Beatriz Galindo?

Por todo esto, la Junta Directiva de la Asociación Escuela Sansana nombra al Instituto Beatriz Galindo Socio de Honor, en el convencimiento de que darle al Instituto este título es, sobre todo, un honor para nuestra Asociación.